Rss Feed
  1. Capítulo 0. "A donde me llevó la vida"

    jueves, 5 de enero de 2012


    Querido Connor:
    ¡Já! Sí, soy yo. OK, haré esto muy, muy rápido porque… como te darás cuenta, por las lágrimas que ahora hacen correr la tinta, estoy a punto de romper éste papel y quedarme en tu cama esperando a que regreses del trabajo y olvidarme de la razón principal para esta carta.

    Solamente quiero decirte que te amo. Que estos meses han sido increíbles. Me has tratado como toda una princesa, la cual tú y yo sabemos que no soy. Que le doy gracias al cielo, o lo que sea que nos ve desde arriba, que te hayas cruzado en mi camino aquel día en ese lugar de mala muerte. Te amo… y por ello no puedo hacerte esto. No puedo arrastrarte a mi mundo, no puedo dejar de ser quien soy y no voy a intentarlo porque no lo deseo. Sé que se te hará muy extraño que te escriba algo así –Disculpa mi letra- pero necesito que entiendas que jamás fuiste tú. Sé que es una de las excusas más patéticas que alguien puede usar, pero jamás lo fuiste… siempre fui yo y mi estúpido pasado.
    Nunca tuvo nada que ver la diferencia de edad entre nosotros, o que tú siempre me dijeras que era una absurda o que me compraras más cosas de las que yo algún día podría pagarte. Es más, ni siquiera tuvo que ver el hecho de que jamás me presentaras a tus padres. Fue una buena decisión porque al fin y al cabo se hubiesen terminado dando cuenta de que tú con tus veintiséis años y yo con mis quince no haríamos una buena pareja. Y ni siquiera era que no la hiciéramos… sino que tienes por novia a una drogadicta la cual no está dispuesta a dejarlo, ni siquiera porque el amor de su vida se lo está pidiendo.

     ¿Recuerdas cuando me llevaste a esa fiesta de caridad y que te hice una escena de celos porque estabas bailando con la rubiecita voluptuosa? Bueno, jamás te lo dije pero hacían una pareja dolorosamente perfecta, aunque oliera demasiado a perfume de esos caros que llegaste a comprarme y su vestido fuese dos tallas más pequeño. En fin, a lo que quiero llegar es a que te amo, a que sé que jamás encajaré en tu mundo así como tú jamás encajarías en el mío. No, te lo repito… por como centésimo octava vez, jamás tuvo que ver la edad. Tú sabes perfectamente bien que a pesar de mis desplantes, berrinches y llantos  siempre encajaríamos perfectamente con nuestras mentalidades. ¿Sabes? Aun tengo tantas ganas de golpearme por no haber nacido en tu mundo.

    Sólo quiero que recuerdes siempre que te amaré, que jamás podre olvidarte. Pero sabes que yo no puedo estar en tu mundo un momento más. En ese mundo donde todos me observan raro, donde me ven como si fuese Julia Roberts en “Pretty Woman” y yo fuera un intento de zorra caza fortunas. Y sí… agradécele ese nombre a tu amiga Monique.  

    Te amo, Connor… pero discúlpame, no puedo seguir con esto. No puedo soportar la manera en la que te estoy perdiendo lentamente, así que prefiero perderte de golpe. Lo sabes, sabes que siempre te amaré, que siempre serás el dueño de mi corazón, pero también sabes que tu y yo en TU mundo jamás funcionaria. No… esta no soy yo pidiéndote que abandones tu gran posición de hombre rico en la sociedad, no… no soy yo pidiéndote que te vayas conmigo.

    Esta soy yo dejándote ir, dejándote ser libre con alguien de tu mismo círculo y no con alguien que, como yo, solo te traía problemas.

    Por favor, prométeme que serás feliz… y en cambio yo te prometeré que jamás volverás a saber de mí.

    Te amo… lo sigo diciendo, pero ya no puedo un minuto más con esto.

    Jamás me olvides…

    Skylar.

    Las rodillas de Connor pegan contra el piso y el sonido sordo hace un eco vacio en ese Pent house que hasta hacia algunas horas había sido el testigo de el amor más grande que en esta vida se pudo tener.

    Ya no huele a ella… su olor se va desapareciendo y eso le asusta. ¿Por qué?, ¿Qué sucedió en su ausencia?, ¿Qué le hicieron?, ¡Ella estaba mal!, ¡Ella encajaba perfectamente!, ¿A dónde había ido?, ¿Podría alcanzarla?
    Y una y dos y tres y mil preguntas se forman en su cabeza mientras siente el frío piso de mármol contra su mejilla y luego contra su costado. Observa la carta y ve que la tinta se corre… pero no era por las lágrimas de Skylar, eran por sus lágrimas que ahora bañaban el papel.

    Lagrimas que por primera vez habían salido y parecían no querer detenerse.

    Y su mente se pierde, confusa. No sabe qué puede hacer o a dónde puede ir primero. Lo que si sabe es a quién tiene que llamar.

    Toma su Blackberry de la bolsa trasera de sus jeans de diseñador y aprieta el número dos en su marcación rápida.

    El teléfono suena dos veces y luego una voz femenina contesta del otro lado.

    ¡Qué sorpresa! ¿Cómo te fue en San Francisco, Connor?

    ¿Sabes que acabas de destrozar mi vida?  Pregunta con voz gutural, seria. Y ella al otro lado de la línea sabe que está en problemas.

    ¿De qué me hablas?  Pone su tono más inocente rezando porque lo inevitable no sucediera.

    ¿¡QUÉ MIERDA LE HICISTE, MONIQUE!?- Grita Connor,  enfurecido, y el silencio al otro lado de la línea se hace largo.

    Y por primera vez… el presiente que ese silencio se extenderá a toda su vida. Por completo.

    Siempre.

    Hasta que ella regrese.

    |


  2. 5 comentarios:

    1. Me encantooooooooo!!!!!!!!

    2. Paz L'amour dijo...

      Siempre amé esta historia, y quedé comiéndome las uñas cuando te retiraste y nos dejaste así. Me gusta mucho. Espero el próximo. :).

    3. MarceStylo dijo...

      Dios, ¡no puedo creer que esté esta historia de nuevo! Para mí fue increíble lo que alcancé a leer, y me encanta que te hayas decidido a continuar con originales...

      Ya me pongo al día y comento, porque por aquí me tendrás XD

    4. bellybellsn dijo...

      no tienes una idea de la emocion que me causa volver a leer esta historiaaa!! creo que casi tiro la pc por la ventana cuando dijiste qeu te retirabas!!!
      me encanta qeu hayas decidido continuaaaar!!!
      un besoo :3

    5. rosi dijo...

      Por comentarios sabia de la historia cuando he empezado en ff vos al tiempo te habias retirado asi que no he podido leer varias de tus historias:(... Acabo de leer el 1 capitulo y ya me tienes atrapata!! desde ahora me vas a tener constante.

    Publicar un comentario